Ayer por la noche decidí ver una película, lo hago cada noche pero no suelo pasar de los créditos ya que caigo rendida. Anteanoche fue Blue Jasmine de Woody Allen y la elegí por la sencilla razón de que estaba sonando esta canción en mi reproductor.

Si lo sé, os da miedo mi playlist…

   Me encantan estas pequeñas idiosincrasias de la vida y no creo en la casualidades. Blue Jasmine me pareció una película muy brutal. Desgarrador relato de la psique femenina, con el trasfondo de la enfermedad mental. Mi amigo Lucas me comentó que a él le recordaba a “Un tranvía llamado deseo” así que esta noche me dispuse a verla, esta última está bastante más enfocada al tema de la enfermedad mental. Me estaba gustando bastante hasta que, en la escena final en la que se llevan a la pobre Blanche al manicomio, algo dentro de mi se ha desatado. Me he tirado como quince minutos llorando desconsoladamente y he tenido que subir a mi habitación a escribir esto. Me han dado las tres de la mañana pero necesitaba soltarlo.

Caro, sólo es una peli, ¿no?

    No solo es una película y sí, este era el post que más he estado temiendo desde que empecé con el blog porque es un tema muy delicado y no sé como tratarlo. ¿Con mi habitual palabrería y desparpajo? ¿Puedo ofender a alguien con él? ¿Cómo me sentiría yo con después de todo? Tengo miedo de que me pase como a mi amigo Juan, con su desgarradora historia que luego se sintió tan vacío que lleva sin escribir un mes…

   El problema es que pensamos que ciertas situaciones de nuestra vida, debido a que sucedieron largo tiempo atrás o quizás porque nos hemos visto sometidos durante un largo periodo de tiempo al mismo estimulo, pues ya está superado…somos unos “pro” en esto de la resiliencia ¿verdad? Pues no, esta noche me ha abierto los ojos.

Andamos ahogándonos en problemas del primer mundo.

   Nos andamos quejando por las esquinas: Qué si este no me quiere, qué si no puedo pagar la casa, qué se ha agotado el iphone… sin ser capaces de dar las gracias de tener la cabeza bien (dentro de nuestras pequeñas mierdas). Para mi, la enfermedad mental es de las cosas más hijas de puta – y perdona la expresión- que te puede pasar en esta vida.

   Es algo que destroza personas, vidas y familias. De pasar a ser una persona brillante, con una gran carrera por delante, una familia unida a convertirse en un ermitaño solitario que no es capaz de mantener a nadie a su lado sin herirlo. Y lo peor es que ni siquiera es tu culpa, no te lo mereces, nadie se merece eso…es la broma más cruel que jamás ha podido gastarte el destino.

Abriendo heridas.

   La cuestión es que yo pensaba que había conseguido dejar el pasado atrás, disfrutar de la nueva situación, verte algo mejor cada día y sobre todo que te había perdonado – de algo de lo que tú no tienes culpa- pero que yo me empeñé en que así fuera.

   Te maldije tanto tiempo, y te odié porque pensaba que nosotros no éramos lo suficientemente buenos como para que tú decidieras coger el toro por los cuernos. No fue hasta que yo caí en aquella depresión que me di cuenta que nadie puede mandar en la química de su cerebro pero aun así me mantuve aferrada al dolor, a los reproches… a la impotencia.

   Tampoco ayudó nada que decidieras no venir a la boda, cosa que ya sabíamos de antemano, pero uno se agarra a la esperanza de que todo sea distinto aún sabiendo que no va a ser así. Creo que ese fue el último día que lloré por ti hasta hoy, y ni siquiera fue por tí. Fue por el daño que le estabas haciendo a la persona que más quiero en este mundo. Él en realidad tiene un gran apoyo y no debería preocuparme tanto, en cambio yo me vi sola y decidí no lidiar con el temporal…Y en estas me veo ahora, bregando agua con las manos rotas. En una isla, a miles de kilómetros de tí y de todo lo que me es querido y familiar.

   Y me pongo una película antigua y toda esta mierda se remueve y no lloro por la pobre Blanche, lloro por ti, lloro por mí, lloro por todos aquellos momentos en que la situación me resultaba tan dura que no podía ni respirar, que los pulmones se colapsaban, la garganta me ardía en un grito ahogado y no podía sacar mi rabia porque “había que controlarse para no empeorar las cosas”…mi mantra diario por aquel entonces.

En el momento álgido del autoengaño.

 Me repito que no me importa pasar la navidad aquí sola porque en realidad la odio, porque era la época más temida en nuestra familia, porque no hubo un año desde los 11 años que mi primer deseo de navidad no fuera que por favor te pusieras bien, que la vida nos diera un respiro.

Tengo noticias para ti Caro. La vida no da respiros.

   Y bueno, creo que ya por fin hoy ha sido el día en que lo he dejado ir todo. Suelto ya el globo  al que llevaba aferrada tanto tiempo que me estaba gangrenando la mano donde el hilo me estaba haciendo herida en la carne. Me miro la herida, duele, pero terminará cicatrizando.

125653_2836

Hay cosas que atesoramos que no son buenas para nosotros.

   Solo te deseo que tu vida esté llena de paz, de armonía y que poco a poco vayas saliendo de ese caparazón y seas capaz de apreciar todo lo maravilloso que hay a tu alrededor.

Te quiero papá.

42 comments on “Bipolaridad en el corazón…”

  1. Wow! El viaje de la aceptación, del perdón y de salirnos de nosotras mismas y del centro, ese centro que nos tambalea y desde el que caminamos ayuda. Quitarte los putos zapatos y ponerte en los del otro, pero no cualquier otro (eso se nos da de putisima madre y somos expertas con nota alta), sino del que nos hizo el estigma mas grande, la herida mas honda y es que una niña no tenía la capacidad de entender eso de lo que hoy hablas. Nos aferramos a las dudas de esa niña y las arrastramos con nosotras. No sabíamos que soltando ese globo la herida esa que nos hacia la cuerdita en donde lo teníamos atado empezaría a cicatrizar.

    Algún día tendría que ser y agradezco todo eso que nos despierta el arte (venga de donde venga). Que remueve algunos de los pantanos que aveces huelen a putrefacción por dentro. Es necesario y vital liberarnos, sólo que cada uno lo hace a su manera. No sirve que nos pongan la verdad delante, tampoco sirve que la entiendas. Tienes que sentirlo.

    No he visto esa peli, tampoco la del tranvía…tendré que verlas, a ver a donde me llevan y tendré suerte si me llevan cerca de alguna verdad que necesito “sentir”. Gracias de paso, a todos esos autores que nos ayudan a través de sus mareas a remover las nuestras.

    Gracias Caro.

    Por

  2. Hoy el más cálido abrazo va para ti, querida amiga, porque te muestras soberbia en el sentir, valiente en el reconocer, sabia en el aceptar y, sobretodo, extremadamente generosa.

  3. hola Caro!
    pfff, vaya post!!
    me ha tocado la patata, como se suele decir para normalizar y quitar hierro a un asunto que ha sobrecogido.

    Lo cierto es que los padres, por suerte o por desgracia, lo son todo. Pilares verdaderamente importantes que condicionan toda nuestra vida y de los que a veces es complicado escapar, cuando uno lo necesita.

    Por lo que te leo, tienes herramientas suficientes para superar la difícil situación que te ha tocado. En todo caso, me atrevo a recomendarte, si en algún momento te apetece o lo necesitas, que pruebes con constelaciones familiares. Está relacionado con la psicología Gestalt. A mí, personalmente, me ayudó mucho en la fase de aceptación de muchas cosas. Si bien, puede parecer un poco estrafalario o rarete al principio…es una pasada.

    En fin, mucho ánimo, y gracias por este post.

  4. En pie me tienes y rendido sin mesura al aplauso universal.

    Ole ahí. Eres una valiente, una luchadora y una exploradora de terrenos (no digo ya ni caminos) pedregosos, por ponerle nombre alguno a las indomables aguas rápidas que pueden ser los sentimientos. Sé que eres de mirarles a los ojos y sostener la mirada. Apartarla es también de valientes. Y si hay que llorar, pues se llora! Me fascina tu recorrido vital, ya lo sabes. De veras que eres valiente y toda una super-viviente.

    Yo te veo como siempre: mejor que nunca! 😉

  5. Hola guapísima,

    Pues yo creo que a ti te va a venir muy bien haber escrito este post a tu padre. Muchas veces escribimos para nosotros (aunque sea en el blog), y tú esta vez lo necesitabas, así que ¿por qué no?

    Además, así le pones al tanto a tu padre de cómo van las cosas. Seguro que algo grande te está preparando desde ahí arriba.

    Un besito

  6. Lo leí desde los dos lados, uf, consciente del dolor que provoca en uno mismo cuando lo sufre y del dolor terrible y la impotencia de los más cercanos. Que te voy a contar que no sepas. Bravo, a veces expresar lo más hondo y que salga como una bocanada de aire limpio te hará volver a respirar. Siempre se hace lo mejor que se sabe y con las herramientas que se tienen en cada momento. Mua.

  7. Posdata: algún día te contaré todas las Navidades que he pasado a miles de km de todo dios con la única compañía de mi perra Olivia. Han estado genial, créeme. El truco está en no compadecerse ni un minuto de uno mismo, y ¿sabes porqué? Porque estaba exactamente donde y con quien yo había elegido estar. Ni más, ni menos.

  8. Hay heridas tan profundas y complejas que nunca se van del todo, crees que las cosas ya están aceptadas y de repente no se sabe muy bien cómo viene una ola de dolor y te arrasa. Sé que es muy difícil asomarse a estos “pozos negros” que todos tenemos en nuestra vida (y personalidad), y te admiro mucho no sólo por ser capaz de asomarte tanto, sino por compartirlo después sabiendo lo que te expone eso de manera personal. Así que tres hurras por ti y por tu manera de vivir. Un besote y un abrazo grande.

  9. Caro no sé qué decir, sencillamente que nunca sabes de donde te va a venir la claridad, una película vieja te ha permitido soltar el globo, bienvenida sea. Has escrito con tanto sentimiento que casi traspasas la pantalla! Un besito preciosa

  10. Gracias a ti Lucy, todo esto comenzó con aquel post tuyo sobre los padres…ahi se empezó a gestar así que mil millones de gracias mi niña <3

    Y que viva el arte que nos remueve todas enteras por dentro, ya esté colgado en una pared que dentro de una cama...jajaja

    Te recomiendo las dos películas, póntelas un día de lluvia...

    Chuuu!!!

  11. Jolín Juan, para cuando el nuevo post? con esas palabras no me dirás que no te sale nada…Anda, anda!

    <3

    Gracias, por el abrazo y las palabras...por ser como eres, básicamente.

  12. David, gracias por los ánimos. De hecho el otro día hablaba con mi amigo Migue de las constelaciones. Ya lo conocía de hace más de un año, pero nunca me animé…Ya tanta gente diciéndome lo mismo me lo voy a tener que plantear en serio.

    La herramientas las tengo, lo cual no quita que algún día me siente delante de la caja y ante tal caos me pille una barraquera…It is my party and I cuy if i want to…you know? XD

    Gracias a ti again…

  13. Nada como una buena ración de Lucas para levantar el vuelo hasta el infinito. Sé que debería empezar a creerte más, de hecho creo que empiezo desde hoy mismo…Olé yo! jajajajajaja

    Chuuu!!!

  14. jejejeje

    Mi padre no me lee…pero bueno, yo lo hice por mi no por él <3 Y si hoy me siento como unos 300 kilos más ligera...yujuuuu!!!

    Chuuu!!

  15. Si pequeña, estar en el otro lado es lo más difícil del mundo. Yo te arropo desde aquí porque eres una valiente <3

    Chuuu!!

  16. Voy a vivir tus navidades soñadas amor!!! jajajaja

    Pues mira, lo voy a mirar desde ese punto de vista. no me quedo porque no haya más remedio, me quedo porque me sale…^.^UU

    Chuuu!!!

  17. Marta, no solo me asomé, me cai de cabeza…y lo bueno de verte en el fondo, es que solo te queda coger impulso desde el fango para salir a flote…

    Agarro esos turras…que me encantan!!! <3

    Chuu!!

  18. Gracias Elisa, anoche caí rendida después de escribirlo, la llorera es el mejor somnífero que se ha inventado…te deja nueva y agotada al mismo tiempo y sobre todo soltar el globo…<3

    Chuuu!!!

  19. Iba leyendo, en cada línea sentía tu Corazón en llanto.
    Y también ganas de volar para darte un abrazo.
    Va con estas palabras.
    Tod@s tenemos nuestros pesos en la mochila y el tuyo no es menor, Hada.
    Mas las lágrimas te ayudan a que la mochila pese menos y sigas moviendo tus Alas 🙂
    En este post mostraste tu Corazón enorme.
    Inmenso beso.

  20. Un abrazo de oso te daba yo ahora!! Como escarpias tengo los pelillos después de leerte, y la lagrimilla asomando. Qué pedazo de post, qué intensidad y cuánta emoción transmites.
    Me alegro infinito por ti, de que te haya llegado el momento de soltar ese globo.
    Siento mucho que hayas tenido que pasar por tragos tan amargos. Por buscarle una parte positiva, por pequeña que sea: todo lo vivido te ha hecho todo lo bonita y especial que tú eres ahora <3
    Besos miles

  21. Todos tenemos algo o alguien a quien perdonar en nuestro pasado para poder seguir adelante.

    Todos encontramos en algún momento algo, alguien que nos hace abrir los ojos y nos permite ese paso tan necesario para aceptarnos.

    Me alegro mucho por ti y por ese gran paso que has dado, que sigas por ese camino y que a pesar de las lágrimas (o gracias a ellas) vengan muchos más aprendizajes 🙂

  22. El ir desvaneciendote entre tus recuerdos, es la broma más cruel que puede tener una enfermedad. Y es duro pasar este trago, porque de cara al exterior tienes que estar entera, pero en tu interior te estás rompiendo a cachos.

    Mi más enhorabuena por el post.

    Una de mis abuelas muríó de alzheimer y es muy duro.

    Un arrumaco desde este lado de la pantalla

  23. Caro, preciosa… Estaba leyendo tu post y mis recuerdos te veían nítidamente en esa cafetería en Granada desayunando el último día, mientras me lo estabas contando.
    Eres una tía valiente!!!
    Eres una auténtica heroína de tu historia personal que tanto ha contribuido a que seas la que eres hoy, cuentes con los recursos con los que cuentas hoy, y sepas apreciar y disfrutar de la “normalidad”. Porque cuando lo has pasado tan mal, estar apartada de esa marea de emociones ya es toda una fiesta y un valorar muchos simples momentos donde la tranquilidad y La Paz interior es el mejor de los premios…
    Eres una mujer impresionante!!!!
    Y tienes un recorrido vital alucinante. Ya lo resumiste en tu anterior post y ya te encargas de transmitirlo porque tienes el arte de llegar al corazón, no sólo con tu simpatía y desparpajo sino con tus sentimientos arrolladores que tan bien sabes plasmar en la blogosfera.
    ¡ENHORABUENA POR HABER SOLTADO EL GLOBO! …parecía ligero, pero como todo lo que se sostiene en alto, por muy liviano que sea nos acaba pesando una barbaridad.
    Te mando un abrazo tan grande como tu corazón
    ;))
    Besos y sonrisas
    Silvia

  24. Gracias Jorge!! Yo acepto ese abrazo encantada, soy adicta a ellos y aquí no tengo tantos como quisiera…

    Si, mi madre siempre me decía ” Llora, llora que luego menos meas!” jajajajaja

    Un besazo tesoro

    Chuuu!!

  25. Ojú! que me pongo colorada chiquilla…

    Siempre nos quedamos con lo positivo Oli, por eso somos así de majas. Gracias por se abrazo de oso <3

    Chuu!!

  26. Luismi, mi abuela también sufrió esa enfermedad…creo que lo peor es para los hijos, ya que los nietos asumimos que al ser una persona mayor es ley de vida…

    Pero mi padre es bipolar, no tiene alzheimer (toquemos madera!! jajaja)

    Gracias por el arrumaco <3

    Chuuu!!!

  27. Ohh Silvi, y pensar que mantuve tanto tiempo oculta esta parte de mi vida, como si fuera algo muy malo, como si yo fuera la culpable. Con cuantas más personas lo compartía más liviana se me hacia la carga, como que cada uno de vosotros me sacarais una piedra de la mochila.

    Muchísimas gracias por ser una de las primeras que me ayudó a aligerar la carga.

    Tengo tantas ganas de darte un abrazo de los nuestros, echarnos unas risas y cortar esa baraja en directo…XDDD

    Gracias mi amor.

    <3

  28. Supongo que leer a altas horas de la madrugada con la legaña pegada hace que algunas cosas no las leyera bien.

    Enhorabuena por habernos abierto un pedacito de ti. Eres genial.

    Y un abrazote de nuevo.

  29. Caro creo que es la primera vez que leo un post tantas veces. En parte porque no entendía la situación bien, y en parte porque me siento identificada con ella. Yo tengo un máster en convivir con personas que padecen enfermedades mentales y sí, para mi es algo horrible. Más aún cuando una de estas personas es un progenitor tuyo que tiene un impacto vital en tu vida. Uno puede decidir ser distinto y tomar otro camino, pero negar el impacto es como retardar el tortazo. Si algo he aprendido con el paso del tiempo es que negar situaciones y personas sólo genera problemas y frustraciones. Lo único que uno puede hacer es conocerse a sí mismo y comprender el por qué del comportamiento de los otros. Comprender no es aceptar, sino entender que nadie es culpable de nada realmente, y vivir la vida aceptando el impacto que otros han tenido sobre nosotros y agradecer que tú tengas la claridad de ver y elegir cómo será tu vida. Un saludo 🙂
    Pasé unas navidades solas en Inglaterra.. SOLA.. ahí conocí a quien ha sido mi pareja por un largo tiempo así que no tiene porque irte mal 😉 MUAHHHH

  30. Caro
    Enhorabuena por este post tan sincero, me llegas con tu blog.
    Pero que valiente eres..
    Sin palabras…sigue así
    Un abrazo. Nuria

  31. jajajajja

    No te preocupes Luismi, yo también leo lo que quiero la mayoría de las veces…Es como nuestra mente completa una figura geométrica incompleta o leemos entre lineas lo que nos apetece <3

    Muuuaaaa

  32. Ay, mi niña. Alguien que comprende la situación, te mando mucho ánimo, abracitos tiernos y unos frotamientos de brazos reconfortantes….

    Yo espero no pasarlas sola, más que nada porque aquí el día 25 cierra todo, pero todo es que no hay ni buses!!! Qué locura es esta??? Así que voy a intentar “engañar” a alguien para que se venga a mi casa de encierro voluntario <3

    Ya dicen que no hay mal que por bien no venga...Me alegra que conocieras a alguien especial por estos lares.

    Chuuuu!!!

  33. Enhorabuena Caro.

    Tratar con una herida profunda, de esas que dejan una cicatriz imborrable, desde la aceptación y el amor. Y muchas veces no lo hacemos así. Intentamos buscar culpables o devolver el dolor. En muchas ocasiones (esto es mucho de mi estilo) nos machacamos haciéndonos responsables y buscando en lo que hemos fallado.
    Ninguna de estas opciones es válida. Solo la aceptación y el amor. Sólo esto nos permite seguir adelante. Seguir caminando. ¿Que es la vida sino caminar?

    Maestra de emociones, un fuerte abrazo.

  34. Qué duro Caro… Pero qué valiente eres. Supongo que todo esto que nos cuentas te habrá hecho madurar a pasos agigantados. Los enfermos mentales… Buff tan incomprendidos, tan estigmatizados…Yo tengo un familiar que se casó con alguien que padecía un trastorno bipolar. Es duro para los que conviven con ellos, pero también para los que padecen la enfermedad. Cuesta aceptarlo, cuesta vivir con ello… Pero hay que entenderles. Y tú lo has hecho.
    Tu blog se titula “Disfrutando el ahora” no? Pues eso Caro: Disfruta el ahora guapa.
    Un abrazo enorme, de corazón.

  35. Gracias Paco.

    Sé que te cuesta abrirte para mostrar emociones así que te entiendo perfectamente. Se hace camino al andar, maestro de las palabras…sigo esperando el día que pueda leer tu propio blog <3

    Chuuu!!!

  36. Gracias Di!!!

    Si, yo disfruto el ahora, incluso de hasta los nubarrones que me agobian a veces. Es una autentica pena lo de la estigmatización, y si yo hablo desde el lado de los familiares porque no puedo hablar desde el lado del enfermo, pero eso tiene que ser un drama mil veces mayor…

    Un besazo enorme niña!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*