Lao Tse defendía que existen cuatro tipo de virtudes:

    La primera es la veneración a todo tipo de vida, que no es más que respeto, la segunda es la sinceridad, que no es nada más que franqueza, la tercera es la dulzura que se manifiesta como bondad en nuestra vida y la cuarta es el apoyo que se manifiesta siendo servicial u ofreciendo servicios a los demás.”

    Este parrafo vino a mi hace dos días, como sabéis estoy interesándome por el taoísmo desde que me fui de retiro espiritual el pasado mes de Octubre. No me había dado cuenta de que ya por mi misma había comenzado a vivir respetando las directrices de esa doctrina.

Viviendo en mi momento zen.

    Yo no mato ni una mosca (verídico, si veo un bicho que me dé incluso repelús en casa, lo capturo y libero por la ventana, mi vecina de abajo tiene que andar endemoniada pensando que de donde saldrá tanto bicho!! jajajaja), soy una persona sincera, como ya comenté en alguno de mis post, nunca me consideré especialmente dulce, pero de hace un tiempo a acá me siento toda amor (y lo veo allá donde voy), queda mal que lo diga yo, pero siempre he sido bondadosa, me gusta poder hacer a la gente un poco más feliz si eso está en mi mano…lo del servicio a los demás era una asignatura pendiente que cada día me llamaba más la atención.

    Así que llevaba unos meses dándole vueltas a este post, como enfocarlo sin que parezca frívolo y sobretodo para no hacer sentir mal a las personas que no hagan nada por el estilo y no deseen hacerlo.

Mucha educación pero muy poca acción.

    Desde que nací hasta los 18 años fue adoctrinada en la religión católica, pero mis aportaciones no iban mas allá de llevar comida al colegio y juguetes a la ciudad de los niños. Nunca nació de mi esa necesidad.

    El circulo social en él que me moví no me empujo ni me motivó en esa dirección. Demasiado tenia yo ya con mirarme al ombligo, solucionar mis problemas y divertirme como para ponerme a pensar en ayudar a otros que no fueran mis amigos.

    También estaba el tema de qué podía hacer yo, sigo siendo una “niña remilgada” que pensaba que se derrumbaría trabajando con niños, o en un comedor social, que no tendría estomago para atender indigentes en la calle…todos esos pensamientos me hacen sentir mal, me hacen sentir que soy una snob con manicura perfecta y el corazón endurecido. Pero sé que yo no soy así, que a mi no se me caen los anillos si tengo que asear, alimentar o vestir a una persona, es solo que como un día un psicólogo me dijo “Caro, hay gente que nació para ser cuidadora y otros que no pueden, no debes castigarte por ello”. 

    Aún recuerdo en Madrid, ver a todos aquellos indigentes pidiendo en el metro, en las calles, con esas historias aterradoras y la gente pasando de ellos, cada día regresaba a casa con el corazón en un puño y más pobre porque era incapaz de apartar la mirada de ese sufrimiento y no ayudar – eso es todo mafia- me repetía mi expareja impotente antes mi reacción desmesurada según el. Y así me fui insensibilizando, y llegó el día en que era perfectamente capaz de ignorar ese sufrimiento e incluso que me molestara, que me interrumpieran mi lectura para contarme “sus mierdas”, bastante tenia yo ya con las mías. El día que me di cuenta de eso decidí que Madrid ya no era para mi, que arrancó la pizca de humanidad que me quedaba.

Modelando a mis idolos.

    Así que ahora que he estudiado la vida de gente tan extraordinaria ( la madre Teresa, Elisabeth kubbler-Ross, Louise Hay, Wayne Dyer…) decidí que era el momento de hacer algo “grande”, todo lo grande que pudiera hacer con mi metro sesenta y cuatro de estatura y mis dos mano con principio de artrosis. Y me remangué, por enésima vez los pantalones, y me metí en el berenjenal. Busqué un listado de asociaciones para mujeres en “situaciones delicadas”, y me lance a llamar ofreciendo clases de automaquillaje gratuitas. 

Una mosca chocando contra el cristal era.

    Era algo que yo podía hacer, que me encanta y que no creo que mucha gente se ofrezca a ello, no voy a comentar cuanto se puede sacar de un taller de este tipo, pero es bastante dinero. Así que Caro, en su infinita ignorancia del mundo, pensó que se la rifarían…Nada más lejos de la realidad. En principio llamaba personalmente pero a la tercera que me trató como si yo quisiera venderle algo y me dijo la frase “Aquí no hacemos estas cosas” (como si le estuviera proponiendo hacer un peep show o algo así) me desanimé un poco y pasé a redactar un mail, con estudios científicos y todo de como el maquillaje podía ayudar a mejorar el autoestima de esas mujeres que se estaban recuperando de experiencias traumáticas. Perdí la cuenta de cuantos pude enviar, ya no sé si los mande triplicados porque estuve un mes haciéndolo un día a la semana. No se supo nada, y me olvidé lo que pude de ello. Incluso llegué a tantear otras opciones en asociaciones de adolescentes marginados aunque no fuera lo que realmente me motivara, pero algo en mi interior sabía que lo mío era una buena idea y que podría hacer sentir bien a muchas mujeres.

¡Quien espera…pues no desespera!

    ¡¡Y me llamaron!! ¡¡por fin!! Una asociación estaba interesada, y mira desde entonces una vez al mes nos juntamos, empezamos siendo 8 y ya va aumentando el numero. En realidad es una excusa, para echarnos unas risas con pasteles y café. Son una chicas muy atentas y aplicadas, que practican todo lo que les enseño de mes a mes. Es la mejor cosa que hecho en mi vida. Salgo con una sonrisa de oreja a oreja, me enseñan más ellas a mi, a mirar adelante, a sacudirte el polvo y que la risa es la mejor terapia. Será lo que más añore cuando me vaya a Londres.

A la busca y captura de mi sustituta.

    Estaba buscando el momento de lanzar mi suplica al viento, a ver si encontraba otra maquilladora que le apeteciera tomarme el relevo aquí, cuando mi amiga Silvia me comentó el otro día que a lo mejor una amiga suya podría estar interesada(si está de dios, está de dios, sino se busca otra y san seacabó). No podía estar más feliz, ¡a veces hago encargos al universo sin darme cuenta siquiera!

    Asi que aquí va mi llamamiento público: Si estás por Granada, sabes trucos de maquillaje y te apetece echar unas tres horitas al mes, que no es nada, pues ponte en contacto conmigo  a través del sobrecito tan kawaii que sale en el lateral de la derecha!! <3

 

Imagen¡¡Esta es una fotito de mi book de maquillaje!! Yujuuu!! 

   Bueno chic@s llegó vuestro turno ¿Colaboráis en alguna causa benéfica? ¿Que te ha aportado eso a tu vida? y si no es así, ¿Que crees que puedes ofrecer a la sociedad, sin esperar nada a cambio? Seguro que tenéis ideas geniales que por miedo no desarrolláis. Yo os animo, ¡¡porque es geeeeeenial!!

12 comments on “Mis pinceles zen…”

  1. Que grande Lao Tse y los asiáticos! nosotros creyendonos los reyes del mambo en Europa en cuanto a filosofía y moral y resulta que milenios antes ya habia gente que predicaba ideas brillantes!
    Tengo que admitir que lo más solidario que hice últimamente fue darle a un pobre vagabundo un platazo de longanizas con huevo y patatas que llevaba en un tupper. Volvía de casa después de una cenorra en la que habia sobrado comida, y en cuanto lo vi, sabia que le haria más bien a el que a mi.
    Gestos de esos he tenido varios, pero participar en ONGs y voluntariado…la verdad es que no, como tu dices no me ha nacido de mi mismo paticipar en algo asi. Me alegra saber que no soy un hijoputa, sólamente que no forma parte de mi ser (¡gracias señor psicólogo alivia conciencias!)
    Ya te lo dije y te lo repito aqui, es absolutamente admirable que exista gente como tu, que con esos gestos altruistas ayudas a otros. Puedes y debes sentirte muy orgullosa de hacer algo asi ¡no esperaba menos de la gran Caro Chan!

  2. Me haces sentir un cabrón egoísta, rollo señor Burns pero sin una central nuclear. Yo creo que cada uno, como decía el psicólogo, ha de aportar a la sociedad en función de su manera de ser. La mía no es dar talleres presenciales.
    Ah, y un consejo, de las personas cuyas vidas modelas, mejor haz caso de lo que dicen y no de lo que hicieron. Detrás de todo mito, hay un gran o pequeño fraude.

  3. Oye Chin, pues por algo se empieza…a mi se me ocurre de uno que podría dar clases de baile en algún asilo de ancianos. A lo mejor encuentras a tu marujita y nos retiras a todos! Jajajajaja

    Ya en serio, eso tiene que nacerte y conociéndote seguro que te animarás no muy tarde.

    Y si, ya conozco tu debilidad por la moral asiática… Y lo que no es la moral! Wuajajaja

    Gracias por pasarte y por tu sinceridad <3

    Chu!!

  4. Jajajajaja
    No pretendía hacer sentir así a nadie…solo encontrar a una maquilladora, y animarla… Jolín!

    Y si modelo sus acciones, ni sus vidas, ni su idea de negocio o los “fraudes” que puedas estar pensando…Siempre me quedo con positivo, no rebusco la “mierda”, llámalo vivir en la bendita ignorancia!

    Pasa un buen día señor burns…XD

    Chu!!

  5. Carol me ha encantado tu post. Realmente touching No conocia esa faceta tuya, me parece admirable y como bien dices, creo que es una muy buena ayuda para mujeres con situaciones dificiles.
    Me ha gustado la frase de la mosca chocando con el cristal jajaja es cierto que a veces se hace duro, pero el exito esta en la perseverancia
    Hace unos meses me plantee el hacer algun tipo de voluntariado durante mis viajes ya que el hecho de viajar en si es enriqueceder, si ademas le agregas este ingrediente, creo que se podria convertir en una experiencia maravillosa.
    Coincidi con un compi de trabajo que esta organizando un grupo para ir en el mes de Noviembre 2014 a Peru y colaborar como voluntariado en unos orfanatos, como profesores de ingles. Le he dicho que si, asi que casi que estoy deseando que sea noviembre.
    Aprovechando el tiron de tu blog, si alguien esta interesado en unirse, puede ponerse en contacto conmigo

  6. Lau!! Es genial! Seguro que más de uno se anima! Ole ole oleeeeee!!!

    Estoy tan contenta de ver que vas a hacer algo así! Ya me contarás, es una experiencia única porque todo el que la prueba repite, el truco está en darle una oportunidad y probarlo!!

    Yujuuu!!!

    Chu!!

  7. En relación a lo que comenta Iván, no solo los mitos tienen claroscuros sino que todos los tenemos, forma parte de lo que supone vivir una existencia humana. Las cualidades innatas de cada uno, las experiencias y los aprendizajes nos orientan en una u otra dirección y estoy de acuerdo en que no hay que martirizarse porque no nos “nazca” esto o aquello. Se puede ser generoso y bueno de muchas formas (si eso es lo que queremos) y eso lo dicta nuestra individualidad (joer, como se me da filosofar).
    Veo que estás evolucionando un montón y haciendo muchas cosas y eso me alegra, además de que me sirves de ejemplo y motivación, y te doy las gracias por ello.
    Ideas no manejo ninguna pero lo cierto es que tampoco me lo he propuesto, cuestión de convencimiento supongo. Sí he tenido muchos pequeños gestos, como dice Alita, pero nada que requiera un mayor compromiso. Todo llegará.
    ¡Chu!

  8. Juan filósofo!! Si es que te pones y te pones y ya te imagino en la Grecia clásica con tu túnica y tus impetus!! Jajajajaja

    Oye, pues que me has arrancado una sonrisa con tus palabras, así que gracias!!!

    Seguro que podrías ser un muy buen mentor de jóvenes problemáticos, no me digas porqué pero me da esa sensación!

    Un Chu enorme!!! <3

  9. Jajajajajaajaaa, ¡el maestro ímpetus! hasta suena bien jajaja (ya sabes que los únicos que me quedan te los curraste tú o sea que compartiremos virtudes jeje)
    Mira que si soy el futuro coach de “hermano mayor” y no me había enterao.
    Le daré vueltas
    Superbico!!

  10. Hola Caro, mira que bonito que te ha quedado el post de hoy, felicidades por esas palabras tan bien logradas y por lo que haces que seguro te llenan el alma de maneras que no te imaginas
    Sobre el tema, cada año colaboramos con organizaciones que tengan que ver con niños (con familias problemáticas, principalmente) o en ancianatos (¿Sabes lo que son?), imagino que sí por el nombre, es que no recuerdo en España como se dice. Cuando estamos en Colombia vamos y hacemos algo en el lugar que hemos elegido (organización), pero estando fuera solamente queda enviar el dinero y que nuestros padres se encarguen de hacer la labor.
    Me encantaría tener un don como el tuyo y poder hacer mucho más, pero la verdad es que lo único que se me da (medio bien) es el ordenador y aunque a muchas personas le serviría saber un poco más, en muchos casos ni tienen uno a mano. Así que de momento me conformo con ese pequeño granito de arena con el que ayudo una vez al año o cuando las cosas van muy, muy bien y se puede más de una vez
    Un abrazo.

  11. Ancianatos, jejejeje, aquí se dicen asilos o residencias (que seria el eufemismo).

    Tengo un amigo que da clases de ordenador a disminuidos psíquicos, así que tú tienes tu don ( me parece mucho más valioso que el mio, la verdad).

    Me alegro de que allá tengas quien se encargue de hacer el bien en tu nombre. Yo colaboro con un par de ong pero a veces hasta te rayas pensando si realmente llegará a donde tu quieres…porque llegas a enterarte de cada cosa por ahí que flipas…
    Gracias por pasarte, y por darme tantos ánimos cómo me das…en todos los aspectos! 😉

    Chu!!

  12. Amiga si nos paramos a pensar en las cosas que se dicen de ciertas ONGs termina uno sin ayudar a nadie. Hay que investigar mucho, pero también cuando dones hacerlo de buena fe y esperando el mejor de los resultados, porque si todos nos ponemos en plan ¿Qué harán con el dinero? ¿Seguirán explotando niños, mujeres, ancianos? ¿Será que se gastan lo donado en drogas? y demás cosas que pueden pasarte por la cabeza termina uno vuelto un 8 y como te digo, no haciendo nada mejor. Aunque para mi esa no sería la solución 🙂

    Qué chévere lo de tu amigo. Tendré que considerarlo cuando me asiente en algún sitio, porque me llama la atención, hacer algo que vaya mucho más allá de dar dinero 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*