Completamente zombie, después haberme acostado a las 3, mi compañera me despertó liándola en la cocina a las siete. Decidí darme la vuelta en la cama un par de horas más, antes de ir al trabajo, pero nada chico que la mente va a su rollo…Y se puso a hacer triples saltos mortales de un tema a otro, de cavilar como matar a mi compañera y deshacerme del cadaver ¬.¬UU un pensamiento potente se abrió paso en mi mente, me acerque al Mac y teclee furiosamente, como yo sola sé hacer…

post-12965-kitten-on-computer-keyboard-ty-VKhr

Miauuu….

No somos productos defectuosos.

   Toda mi vida he pensado que cuando te dejan es porque no eres lo suficientemente buena para alguien, que la versión 2.0 está a la vuelta de la esquina. Incluso cuando he sido yo la que he dejado la relación esto seguía ocurriéndome. Si no luchaban por intentar recuperarme pensaba firmemente que era mi culpa. Mierdas de “anclajes” que dirían los puristas.

¿Pero algo te habrá pasado para que derrenpente te haya dado por ver la luz, Caroline?

Erase una vez que se era…

   La persona de la que más enamorada me sentí en mi vida, y con la que peor lo pasé, me escribió hará ya un año para decirme que se había comprado una casa y se iba a casar con su nueva chica. Tres años hacia que lo habíamos dejado y yo había tenido dos relaciones posteriores, es decir, que me lo tenia que haber sudado enterito pero no fue así, la dichosa frase “¿Qué cojones hay de malo en mi?”  fue lo primero que resonó en mi cabeza.

  • ¿Quizás yo era demasiado voluble? -No Caro, que no eres café.
  • ¿Quizás no hice suficiente esfuerzo por comprenderlo? -A ver, que esto no era una ecuación sino una relación de dos.
  • ¿Quizás nunca nadie me vaya a querer en mi vida de esa manera? -Ouch, aquí ya no tenía una respuesta ingeniosa que darme.

   Y es que claro, no sé cuando llegó el punto de inflexión entre la Caro que despotricaba sobre las bodas y le cantaba a los novios “Te casaste, la cagaste” a llegar a sentir envidia cada vez que alguien le dice que se casa, sí, sí envidia de la mala, de la que se inquina… solo porque esa persona ha encontrado a alguien con quien quiere pasar el resto de su vida. Que sí que luego no la pasa, pues que no la pase, pero en ese momento está convencida de que así será…

disney

Pa mi, pa siempre…

   Jamás he tenido esa sensación, y mira que he vivido una miaja – que una a sus 34 primaveras le ha dado mucho de sí la vida-  Esto, para mi, es comparable a cuando ves en clase de gimnasia que están haciendo los equipos y te vas quedando de las últimas mientras los dos capitanes eligen. Miras a tu alrededor; ves al gordito, el que tiene una prescripción medica y está exento, la niña a la que le faltan dos primaveras y tú…¿En serio?

   Y ahí estaba yo, por enésima vez en mi vida, sintiendo que nunca sería lo suficientemente buena para nadie. Es que además, para más inri, andaba metida en una historia sin pies ni cabeza donde la sensación era absolutamente la misma. No les sirves, tienes alguna tara que tú no aciertas a ver pero para la gente que amas es perfectamente obvia.

   Y tracatrás, entonces la vida te da un baño de realidad, a modo de cancelación de una boda, que te hace darte cuenta de una vez por todas que no eras tú, que tú estás bien, completa, enterita, maravillosa, suculenta y perfectamente válida. Y que nadie venga a decirte lo contrario maja, y por nadie me refiero a ti misma…que ya está bien de ningunearse, de mirarse al espejo y sentirte de menos, de pensar gilipolleces todo el puto día.

   Que las cosas pasan, y pasan por algo, que si tienes un tattoo de reciclaje en el cuello es porque tu yo de los 18 años ya llegó a esta conclusión hace tiempo y te quiso dar una lección para que no la olvidaras…Mírate más la nuca niña, porque ni tú ni nadie será jamás de usar y tirar. Todos nos reciclamos. Lo que para una persona está ya obsoleto y nos hace pensar que ya no servimos para la siguiente será lo más fucking amazing que le ha pasado en su vida.

Ve creyéndotelo, ya te aviso.

autoret2

 

Fake it until you become it.

17 comments on “Validando sensaciones…”

  1. Genial entrada creada por el fruto de un despertar inoportuno 😛 al final no vas a tener que matar a tu compañera si no darle las gracias 😉
    Muy cierto eso que dices y es que aveces se pasan épocas pensando que nos pasa algo y que estamos defectuosos cuando no, no es problema nuestro, ni de nadie, simplemente las cosas pasan y eso es porque al final algo mejor te encontraras en el camino.

    ¡Un abrazote!

  2. Hada Caro,
    jamás hay defectos:
    eres tú misma, aquí y ahora,
    con tu Ying-Yang de Vida y Sueños.

    Eres más que un Regalo
    para quien te mira,
    hoy solo te toca verlo
    siendo un Regalo para Tí 🙂

    Cuando así lo sientas
    con estos temas te reirás
    y entonces aparecerá
    quien te acompañe en tu Vuelo.

    Abrazo infinito Hada,
    pase lo que pase
    y digan lo que digan
    eres hermosa derramando Sonrisas:
    lo dice mi Corazón 🙂

    Beso, siempre

  3. Buenasl!!

    Nos puede ayudar para entender donde estamos mirar hacia atrás para ver desde donde hemos partido, cual es mi origen, al menos como ser social.

    Tenemos que darnos cuenta que el entorno nos influye y simplemente nos adaptamos lo mejor que sabemos, como hacen las células, incluso las cancerígenas, por simple supervivencia.

    Nuestra sociedad nos educa en base a unos criterios beneficiosos para la sociedad y no tanto para el individuo. Nuestra sociedad es claramente capitalista y consumista.

    Un ejemplo son los japoneses, muy productivos, pero muy represivos con sus emociones, sentimientos, relaciones, etc.. y con una alta tasa de suicidios, lo que nos da pista de lo que puede estar pasando, posiblemente están muy alejados de su naturaleza.

    Mediante la educación las personas adquieren y transmiten un conjunto de creencias y patrones de comportamiento acorde con el entorno, para su relación con el entorno, y tal vez olvidan el origen de esas creencias y simplemente se las creen y creen que son suyas.

    Nos empeñamos en educar a los niños para que sean felices cuando ellos ya son felices y nosotros los adultos creemos que no lo somos.. quien debería aprender de quien?

    Es importante observar nuestras creencias/pensamiento/mente y no creer todo lo que nos dice, sin ser consciente del origen que ha generado ese pensamiento, ya que los pensamientos nos hacen sentir e influyen en nuestro comportamiento y en quienes somos.

    Es habitual que nuestra mente nos recuerde acontecimientos pasados y los valore como positivos o negativos y a las personas involucradas las etiquete como culpables o víctimas.
    Pero ese mismo recuerdo podemos analizarlo y encontrar momentos donde los culpables son víctimas y las víctimas son culpable, y a pesar de esto nunca nos sentimos bien. Que loco no?? porque?? porque no es verdad.. Nunca hay culpables ni víctimas, podemos ser inconscientes y al darnos cuenta y ser consciente de que todos son inocentes, y solamente fue una experiencia para aprender..

    Si somos conscientes de lo que sentimos cuando recordamos esos recuerdos que nos hacen sentir mal, rabia, angustia, etc.. que no nos proporcionan paz, podemos darnos cuenta que ese recuerdo no es verdad es solo una interpretación, juicio y opinión de nuestra mente.

    Nuestra mente está muy acostumbrada a hacer juicio y opinar de todo y creerse que sabe, y con esto consigue alejarnos de vivir y experimentar. Es más sencillo asumir que no sabemos nada, y que quien soy yo para juzgar, y que hay detrás de eso que yo pienso y siento, que esconde la vida en lo que yo no quiero participar.

    Un ejemplo sencillo es cada vez que en tu espacio aparece alguien, automáticamente lo juzgamos por su aspecto y opinamos y esto nos influye en cómo actuamos. Y si no es de acorde a nuestro pensamiento nos distanciamos, cuando tal vez esa situación esconda y te muestra que eres tú quien tiene miedo a sentirte rechazado por esa persona o cualquier otra cosa que necesites aprender..

    Y aquí es donde empieza un juego de aprendizaje y reencuentro personal, donde se comprende que nuestra mente tiene la capacidad de hacernos sentir en paz o no y nosotros somos responsables de ser consciente y no dejarnos llevar y que la vida es un juego de aprendizaje donde situaciones se pueden repetir para que las aprendamos.

    Tal vez si aceptamos ese espacio nuestro que no interpreta, ni juzga y se permite ser, surge una sabiduría innata que no busca ni encuentra la felicidad, porque sabe que la felicidad ya esta y somos parte de ella.

  4. Que jodida que es la envidia. Me encanta la definición que hace la RAE: tristeza del bien ajeno. Y es que cada vez que la siento me suenan todas las alarmas. ¿Habrá sensación mas inútil y contraproducente?
    Las veces que este sentimiento me ha asaltado al contemplar ciertas parejas, he reflexionado para intentar acotarlo y, en cierta manera, eliminarlo. En ocasiones existía una evaluación equivocada de la felicidad ajena, algo tan humano como ver la hierba más verde en la casa del vecino.

    Por ahora sigo examinando mi bagaje emocional y aumentando mi autoconocimiento. Si alguna pareja aparece, esto siempre me vendrá bien.

    Te dejo este video que demuestra que, hagas lo que hagas, te casarás con la persona equivocada:

    https://www.youtube.com/watch?v=zuKV2DI9-Jg

    Un abrazo.

  5. Si bueno, Silvia, aún ando esperando ese algo mejor, va a tener que ser “la polla con pan y cebolla” a este ritmo >.< UU A mi compi mejor ni mentarla porque me enciendo...jajajaja Aceptado ese abrazo, que además me viene de perla esta semana <3 Chuuu!!

  6. Madre mia hasta una poesía Jorge *.*

    Gracias, desde el fondo de mi corazón plagado de sonrisas.

    Chuuu!!!

  7. Señor mio David, vaya disertacción! Un post te hago con esto! XD

    Estoy muy de acuerdo en que la falacia narrativa que nos contamos sobre un hecho nos hacen sentir unas cosas como positivas o negativas, y que seguramente si la otra parte te cuenta la misma historia no tenga nada que ver. Pero nosotros somos nuestro narradores, y por mucho que yo haya cambiado en los últimos años…Hay cosas que siguen dañando al ego y es muy difícil “maquillar” conscientemente para dejarlo desnudo de juicios. Y creo que tampoco quiero eso, tanto racionalismo nos termina convirtiendo en robots.

    Yo aprecio el pellizco que me coge en el estomago cuando algo me impacta. Y bueno también aprecio cuando súbitamente descubro mis pequeñas “mentiras” y todo cobra una nueva dimensión. Puede que la felicidad de ese momento jamás pueda ser comparable con una felicidad “anestésica” que es lo que conseguirías con el modelo que tu propones.

    Ves? yo también se ponerme filosófica <3

    jajajajajaja

    Chuuuu!!!!

  8. Estamos hoy en plan alegria de la buerta modo on, eh?? jajajaja

    Si, me quedo con una frase del video “Nos casamos por no tener que pensar más en el amor” Es que es un p*** coñazo, que si citas, que si one night stands, malentendidos, desincronias…Total que llega uno que más o menos te cuadra y piensas Why not? XD

    El tema de la envidia, no me parece que sea mala a no ser que sea algo enfermizo o que no te permita llevar una vida feliz. Yo soy feliz y la envidia lo único que me hace es que luche más duro por aquello que veo en otros y yo quiero. Sé que si ellos lo han conseguido yo también lo puedo hacer…otra vez Why not? 😉

    Un besazo, Paquito <3

  9. Es curioso esto de las rupturas. Por regla general uno tiende a analizar que es lo que ha pasado para saber si puede hacer algo para corregirlo para la próxima relación. Siempre hay una conclusión que sacar, incluso la de “no tenía que haber comenzado esta relación” es válida.

    Yo últimamente medito porque me cuesta tanto encontrar alguien con quien encaje, con quien me sienta realmente a gusto y que pueda haber algo en común. Y no precisamente porque los demás no me vean con taras, sino porque mi sensación es que a veces la gente se deja llevar por destellos y no toma el tiempo suficiente para conocer a una persona para saber si quiere ser tu amigo, tu amante o algo más.

  10. Hola Carol!!

    Jajajaja Gracias!

    Sigamos filosofando..

    Cuando recuerdo cómo me sentía en una relación puedo sentir añoranza de los momentos donde me sentía amado, sin sentir soledad, etc.. pero también puedo recordar los momentos de sentirme solo, no bien, etc.. en pareja.

    Solemos hacer responsables de cómo nos sentimos a la otra persona, enamorados al principio: es que me hace sentir tan bien! y después por la convivencia, experiencias en común, etc.. de que ya no sentimos los mismo, incluso que nos sentirmos mal y llegar a la conclusión de que “se tiene que acabar”, “ya no te amo”, etc.. por lo motivos que cada uno considere.

    Pero puede pasar que la otra persona no ha cambiado nada o cambie, durante ese tiempo y seamos nosotros quienes nos hemos permitido sentirnos de manera diferente en compañía de esa persona.

    Si ahora estando en soledad siento nostalgia de lo bien que me sentía en compañía de esa persona, si soy capaz de sentir esa nostalgia de verdad y no evitarla, sentir eso que no quiero sentir y evito, que duele, si le echo coraje y lo siento, si lo atravieso, puedo descubrir que al final, está esa paz, eso que anhelo, y que soy yo el único que me lo puedo dar, y yo quien decide y me permito sentirlo en compañía o en soledad..

    Tal vez si aceptamos ese espacio nuestro que no interpreta, ni juzga y se permite ser, surge una sabiduría innata que no busca ni encuentra la felicidad, porque sabe que la felicidad ya esta y somos parte de ella.

    Chuuuuuu!! 😉

  11. Migue tu última frase me ha recordado a esta canción.

    Yo soy la maestra de intentar meter con calzador cosas que no encajan…pero he vuelto a mi antigua filosofía de que las cosas deben de ser fáciles, encajar solas y caer por su propio peso. Animo mi niño, que hablamos en directo en unos días!

    Chuuuu!!!

  12. Solemos jugar al juego de creer que el causante de cómo nos sentimos es externo, ya sea la crisis, lo políticos, mi jefe, mi trabajo, mi pareja, mis hijos y hasta nuestros pensamientos.

    Si un pensamiento negativo sobre el pasado o futuro nos lo creemos, nos hace sentir de manera negativa y podemos creer que pensando positivamente puede ser una solución.

    Pero los pensamientos no nos hablan sobre el pasado ni el futuro, porque se crean en el instante presente, y nos hablan sobre nuestro estado presente, de cómo nos sentimos en este único instante presente.

    Solemos jugar al juego de distraernos sobre lo que sentimos con pensamientos y/o entretenimiento externo. Tenemos la opción de pararnos y sentir y analizar cómo nos sentimos y tomar medidas para remediarlo o entretenernos en un discurso mental interminable, donde lo que yo creo es verdad, y bli bli bla bla bla.. y me detiene de actuar

    Si me siento infeliz y lo siento y analizo, puedo darme cuenta de tal vez me duele la espalda, porque no me siento manera correcta, porque no hago deporte, porque estoy estresado, porque tengo que pagar un coche que no necesito, bli bli bla bla y que podría ir a trabajar en bicicleta e ir corrigiendo lo anterior. O puedo culpar a mi jefe de que me paga poco, etc.. etc..

    En este juego de creer y no sentir confundimos el amor con el querer.

    Solemos conocer a una persona en momentos donde tal vez creemos que no somos felices, y esa persona nos hace feliz y llena aquello que nosotros no sabemos llenar y nos creamos una ilusión sobre esa persona y la hacemos responsable de cómo me siento, debido a que estando con esa persona ahora me siento tan bien, aunque sienta celos, necesidad.. y desde fuera se nos vea muy bien juntos..

    Pero con el tiempo esa ilusión pasa a ser una realidad, y no es tan bonita, y aquello que yo pensaba que llenaba ya no lo llena y ya no me hace sentir igual, y es la responsable de cómo me siento. Y ya volvemos a tener el lío montado y no hemos aprendido nada, y volveremos a repetir con diferentes personas.

    Amar a una persona es desear con todo tu alma que sea feliz, no necesitar de esa persona porque tú sólo ya eres suficiente y feliz, y agradecerle todo el tiempo que te pueda dedicar, sin querer cambiarla, y ayudarla en lo que puedas, y.. sin necesitar ni poseer y de esta manera nunca se puede perder..

    PD: David PE

  13. Olé!! no lo podía haber expresado mejor ni en mil años…y esto…¿Por dónde empezamos? jajaja complicadete lo veo 😉

    Considero que a base de buenas hostias he conseguido tener ya una visión y una manera de entender las relaciones bastante equilibrada pero aun me sorprendo mirando al monstruo de los ojos verdes y sintiendo necesidad, incluso fisiológica de mi pareja…Así que sí, dime ¿Por dónde empezamos?

    Chuuu!!!

  14. Diré una burradilla, pero… Creo que los hombres a la hora de casarse buscan a una mujer seria y formal, para sentirse seguros y tener estabilidad. Las personas independientes nos dan miedo y nos parecen incompatibles con un proyecto de vida a largo plazo, porque no nos gusta la incertidumbre.
    Pero vamos, que tú consciente o inconscientemente habrás rechazado a bastantes amantes que querían un proyecto de vida contigo, así que no me creo mucho eso de que “no les vales”.
    Quizás tu misma te estés boicoteando porque realmente lo que quieres no es casarte (de hecho si siempre te ha parecido algo malo no vas a cambiar de pensamiento sólo porque tu alrededor se están empezando a casar como si no hubiera mañana!!).
    No te cases! 😛 Y sobretodo no cambies! 😉

  15. jajajajaja

    Me has pillado, a mi eso de “que hasta que la muerte nos separe” me da como repelús pero lo que quería poner de manifiesto con eso de casarse es encontrar a la persona que haga que ese repelús desaparezca ¿Tiene sentido?

    Y sí he tenido amantes que querían formar una familia conmigo y formalizarlo todo, pero yo no estaba segura así que antes de “liarla” más parda prefiero ser sincera…Antes de liarla como mi ex, que canceló su boda dos meses antes…Pffff

    Tampoco estoy de acuerdo contigo sobre lo que lo hombres solo quieran una chica seria y formal, hay de todo, los chicos con los que he estado se pegarían un tiro antes de eso. Yo la mayoría del tiempo soy un poco locuela e independiente, pero sé lo que necesita cada persona y me adapto, además tengo un trasfondo serio -consecuencia de haber tenido que pasar por ciertas situaciones difíciles desde bien joven- y a formal no me gana nadie. Lo cortés no quita lo valiente XD

    Lo de que no cambie va ser complicado, ya no soy la misma de hace un minuto ni lo seré dentro de otro…jajaja Me puse profunda!

    Chuuuu!!!

  16. Gracias!!!

    Necesitar, querer, etc.. no importa el término, tal vez lo importante es darse cuenta de cómo nos sentimos con respecto a eso que no sucede.

    A mí me gusta el deseo de que no sucedan ciertas cosas, como por ejemplo la muerte de mi sobrina y lo deseo con todo mi alma, o el deseo que suceda cierta cosas, como un futuro viaje.

    Pero este deseo de que no suceda, en el caso de mi sobrina, no me condiciona a relacionarme con ella, no siento miedo de que le pase algo, lo que me llevaría a sobre protegerla y a no disfrutar todo lo que puedo compartir con ella y aprender de ella.

    Y me gusta el deseo de que suceda algo, como por ejemplo un viaje en un futuro, pero no me condiciona negativamente el día a día, es decir no necesito que suceda ya, porque estoy tan quemado que necesito una vacaciones, o porque .. bli bli bla bla.. cualquier motivo, porque esto si me condiciona a no disfrutar mi momento de ahora, y si tengo la costumbre y facilidad de encontrar motivos ahora por lo que necesito algo más que no está sucediendo, y no me permito disfrutar ahora, es muy probable que cuando suceda eso que yo creo que necesito, ese viaje, no sea taaaaan ese viaje como yo esperaba, y entonces encuentre motivos por los que necesite otras cosas que no estan sucediendo durante ese viaje..

    Si no somos conscientes de que siempre estamos postergando nuestro disfrutar de hoy, es muy probable que mañana, y tal vez siempre, nos encontremos en la misma situación, aunque nuestro exterior cambie..

    Desear una pareja, incluido fisiológicamente está muy bien, como todo, te puede generar una energía para hacer ciertas cosas que tal vez no harías, o que se se yo.. pero tal vez lo importante es que mientras no suceda, disfrutemos el no estar en pareja..

    Porque “en la búsqueda de una pareja” podemos exigir a las personas, y hoy podemos encontrar motivos para no disfrutar porque esa persona no quiere pasar tiempo con nosotros o cuando lo pase que no pase el tiempo suficiente o que cuando pase demasiado tiempo con nosotros, necesitar que no lo pase.. un lío pa na..

    a tu pregunta de ¿Por dónde empezar?

    Yo no tengo ni idea..

    Tal vez buscamos fuera e intentamos copiar a personas que transmiten ciertas terapias, técnicas, etc.. Y tal vez nos perdemos en copiar, y perdemos nuestra esencia y esto tal vez no es aprendible y no se puede transmitir.

    Pero yo no veo a mi sobrina haciendo eso con otro niño. Ellos simplemente viven el momento, se pelean, se ignoran, juegan, sin complejos y si no se vuelven a ver no pasa nada.. Para ellos lo que para nosotros es un momento, puede ser una inmensidad de tiempo, porque lo están viviendo con intensidad, ausentes de esa niebla mental. Los adultos podemos experimentar esta intensidad tal vez en pocos momentos, tal vez situaciones extremas como accidentes, deportes, etc.. donde pocos instantes son muy intensos y largos.

    Si yo creo en algo puedo sentirlo, si creo que tengo que enfadarme con una persona por ciertos motivos, acabaré sintiéndose enfadado y creer que la causa es externa. Puedo creer en la existencia de un dios, un espíritu o en lo que yo crea, y creer que eso me hace sentir y delegar aquello que yo puedo sentir en algo externo. Tal vez no hay gran diferencia.. lo siento porque lo creo?.. cuando empecé a creerlo? tal vez lo olvidé.. y ya creo que es una realidad..

    Hay terapias/tecnicas que te separan, que si tu no eres tu mente, tu ego, tu personalidad, que si eres lo que queda cuando no está tu mente, que si tu niño interior, que si.. puff que lio, yo me pierdo… jaja tal vez sea echar balones para afuera nuevamente, que se yo..

    Si algo está sucediendo en mi vida, intento darle la bienvenida y vivirlo y disfrutarlo y jugarlo y aprenderlo, ya sea mi mente, mi pierna, un perro.. Mañana mi pierna puede que no esté aquí, bueno hoy voy a aprovecharla y jugarla. Tal vez mañana mi mente no esté aquí, curioso.. no?

    Si mi pierna solo la muevo cuando me interesa, y con nuestra mente hemos perdido un poco ese control, si considero que quiero mejorar algo, pues juego a disfrutar mejorandolo. Pero evitando el conflicto porque que diferencia hay en pelearme con mi mente o un semáforo o una persona.. Si quiero mejorar en dibujar o pensar menos o lo que yo considere.. tal vez la esencia es la misma..

    Hay terapias/técnicas sobre respiración.. y esta bien, todo está bien, a mí me resulta más sencillo darme cuenta de que la intensidad y el ritmo de mi respiración influye en mi cuerpo y en mi mente, y si quiero calmarme o frenarme, respiro más intenso y tranquilo y siento el resultado..

    Hay terapias/técnicas para estar en el presente como meditación.. y está bien, todo está bien, a mi me resulta más sencillo, observar a mi mente que le encanta conversar y a veces me condiciona experimentar el exterior con intensidad.. Si estoy trabajando le dejo rienda suelta.. pero si me doy un paseo o corro por la playa, y observo mi mente conversando, me pregunto, ¿ahora es tan necesaria esta conversación? y suele ser que no, y me permito observar, sentir, acariciar, disfrutar la arena, el mar, el aire, los árboles, pajaritos ..

    Esa pregunta sencilla o sentir que yo no tengo ni idea, ni de mí ni de nada ni nadie, de cómo se siente otra persona, de lo que realmente sucede, …, suele dejar sin argumentos a mi mente en su conversación..

    Si corro por la playa y no converso y siento y disfruto el entorno, mi cuerpo se destensa y sonrío con facilidad y lo disfruto..

    Y es parecido si estoy comiendo, o duchandome, o escuchando música, o limpiando..

    Si me empiezo a cabrear con alguien o alguna situación nerviosa, y observo la conversación de mi mente dando sus motivos contundentes, pues lo pongo en duda y si miro hacia dentro me doy cuenta de que estoy juzgando a esa persona, lo cual no quiero, pero me dejo llevar tal vez por mi estado de no estar en paz conmigo disfrutando..

    Cosas sencillas y que se yo, si no yo se nada, y a este juego me gusta jugar hoy, y mañana.. no lo se, no me importa, ya lo sentiré y jugaré!!! 😉

    Chuuuuuuuuuuuu

  17. David! El día que me quede sin ideasvoy a tirar de tus comentarios, copia y pega, le meto fotos y negritas y listo!! jajajaja

    La leche que te dieron, que yo pensaba que era de rayarme y darle vueltas a todo pero tú me ganas muchacho…;)

    También debo decirte que ese “Vive el momento” mal entendido tiene su doble filo. Yo lo comparto pero también tengo un ojo mirando un poco más allá, es como cuando conduces…lo importante es lo que está inmediatamente más cerca pero a la vez tienes que estar mirando un poco más adelante por si las moscas, ya sabes un camión que va más lento un accidente ajeno a ti etc…

    chu!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*